Tartaleta De Frutas Frescas






Aprovechando las frutas tan buenas que tenemos de temporada, hicimos esta tarta para celebrar mi cumpleaños. Nos apetecía una tarta un poco distinta, sin base de bizcocho y acertamos de lleno.
Aparte de lo bonita que queda, les gusto a todos.

La base es de masa quebrada con relleno de crema pastelera y con la acidez de las frutas conseguimos una tarta nada empalagosa.
Solamente con ver las frutas peladas y partidas para la decoración ya te entran ganas de comértelas.

Como sobraba masa de la base hice unas tartaletas individuales aprovechando los moldes de las magdalenas. Y quedaron super bonitas.
Es un postre sencillo de hacer y que queda precioso aprovechando el colorido de las frutas. 









Para dar el último toque a la tarta usaremos una cobertura para dar brillo (la compré en el Lidl).



Ingredientes:


  • Para la base:
- 350 gr. de harina
- 130 gr. de mantequilla fría en trozos pequeños
- 70 ml. de agua
- 1 pellizco de sal
- 1 cucharadita de azúcar
- 1 cucharadita de levadura química



  • Para la crema pastelera:
- 100 gr. de azúcar
- 500 ml. de leche 
- 50 gr. de maicena
- 3 huevos
- 1 cucharadita de esencia de vainilla



  • Para la decoración:
- un par de racimos de grosellas
- 2 o 3 mandarinas
- 2 kiwis
- 3 o 4 fresas




  • Para dar brillo:
- 1 sobre de brillo para tartas
- 250 ml. de agua
- 30 gr. de azúcar








Preparación:


  • Tradicional:
Para la masa quebrada:

  1. Mezclamos todos los ingredientes en un recipiente, ayudándonos de las manos, hasta que se forme una mezcla homogénea.
  2. Hacemos una bola con la masa, la envolvemos en papel film y la dejamos en el frigorífico durante media hora.
  3. Precalentamos el horno a 180º.
  4. Estiramos la masa con un rodillo y cubrimos con ella un molde para quiche previamente engrasado con un poco de aceite. Para retirar lo que nos sobra de los bordes pasaremos el rodillo por encima para cortarlo.
  5. Pinchamos la base con un tenedor  y ponemos sobre ella unas alubias o garbanzos que nos ayudaran a que la masa no suba.
  6. Horneamos durante unos 20 minutos. Reservamos.

Para la crema pastelera:

  1. Mezclamos en una cacerola los huevos junto al azúcar y la vainilla. Removemos.
  2. Echamos la maicena y seguido vamos añadiendo la leche despacio. Lo ponemos a fuego suave, removiendo constantemente y sin dejar que llegue a cocer. 
  3. Retiramos en cuanto espese.
  4. Poner en una manga pastelera y dejar enfriar durante 1 hora en el frigorífico.

  • Thermomix:
Para la masa quebrada:
  1. Ponemos todos los ingredientes en el vaso en el mismo orden que están y programamos 15 segundos, velocidad 6.
  2. Hacemos una bola con la masa, la envolvemos en papel film y la dejamos en el frigorífico durante media hora.
  3. Precalentamos el horno a 180º.
  4. Estiramos la masa con un rodillo y cubrimos con ella un molde para quiche previamente engrasado con un poco de aceite. Para retirar lo que nos sobra de los bordes pasaremos el rodillo por encima para cortarlo.
  5. Pinchamos la base con un tenedor  y ponemos sobre ella unas alubias o garbanzos que nos ayudaran a que la masa no suba.
  6. Horneamos durante unos 20 minutos. Reservamos.
Para la crema pastelera:

  1. Ponemos todos los ingredientes en el vaso y programamos 7 minutos, 90 º, velocidad 4.
  2. Lo echamos en una manga pastelera y la dejamos enfriar en el frigorífico durante 1 hora.

----------------------------------------------------------------------------------


Las frutas para la decoración:

  1. Lavamos las grosellas y reservamos.
  2. Pelamos los kiwis y los partimos en rodajas finas. Reservamos.
  3. Pelamos las mandarinas y separamos los gajos, quitándoles las pieles y los pipos que pudieran tener. Reservamos.
  4. Lavamos las fresas, les quitamos el tallo y las partimos en laminas finas. Reservamos.
Montamos la tarta:

Extendemos en la tartaleta la crema pastelera repartiéndola bien por todos lados con ayuda de una espátula.
Colocamos las frutas como más nos gusten. Nosotros pusimos los gajos de mandarinas primero, aprovechando que son más redondos, para que nos quedara mejor todo el contorno,
Echamos en un cazo el agua, el sobre de brillo para tartas y el azúcar y removemos para que se disuelva todo bien.
Lo llevamos a ebullición durante unos segundos. Retiramos, dejamos enfriar durante 1 minuto y se lo añadimos por encima a la tarta con ayuda de una cuchara para que no nos estropee la capa superior al caer.
Dejamos enfriar como mínimo 30 minutos.


Image and video hosting by TinyPic

Comentarios

  1. Deliciosa¡¡¡¡, me encantan las tartas con frutas, besos

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué gran post! Os escribimos de Grupo Aranda Formación y esperamos que en un futuro alguno de nuestros alumnos tenga un blog así de importante en el mundo de la gastronomía y pueda mostrar sus recetas.

    A todos los amantes de la repostería, les informamos que recientemente hemos incorporado a nuestra oferta formativa el Certificado de Profesionalidad de Repostería, titulación con carácter oficial y validez en todo territorio nacional y expedido por el SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal). Podréis encontrar más información aquí http://arandaformacion.com/certificado-de-reposteria/

    ¡Un saludo y enhorabuena por tus logros!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por dedicarnos unos minutos.
Leemos siempre todos los comentarios y procuramos contestarlos también todos.
Nos gusta que nos contéis lo que pensais y además aprendemos muchas cosas con vosotros.
Un beso muy grande

Entradas populares

Ketchup