Masa quebrada





Una masa sencilla a base de harina y mantequilla que nos da mucho juego en la cocina. Algunas veces, dependiendo del uso que le vayamos a dar, se puede enriquecer con 1 huevo. También se conoce como pasta brisa.
Nos sirve tanto para hacer bases de tartas o tartaletas tanto dulces como saladas. Es perfecta, por ejemplo, para preparar un quiche. Lo único que requiere es una media hora de reposo entre el preparado y el horneado, y después,  ya la tenemos lista para rellenar de lo que más nos guste.
Después del horneado es una masa que queda dura pero crujiente.



Ingredientes:


- 350 gr. de harina
- 130 gr. de mantequilla fría en trozos pequeños
- 70 ml. de agua
- 1 huevo (opcional)
- 1 pellizco de sal
- 1 cucharadita de azúcar
- 1 cucharadita de levadura química
- 1 yema para pintar (opcional)



Preparación:



  • Tradicional:
Ponemos la harina en un recipiente.
Le añadimos la mantequilla a temperatura ambiente cortada en trozos y después todos los demás ingredientes.
Nos enharinamos las manos y empezamos a mezclar bien. Al principio nos resultará muy complicado que todos los ingredientes se integren pero, poco a poco, iremos viendo que se va formando una masa compacta.
No podemos amasarla mucho porque no nos interesa que se nos quede muy elástica, por lo que, en cuanto veamos que se puede ir formando una bola, la envolveremos en papel film y la dejaremos en el frigorífico durante una media hora.
Pasado ese tiempo la estiramos con ayuda de un  rodillo y la ponemos en los moldes o tartaletas que necesitemos, previamente engrasadas con un poco de aceite para que no se pegue. 
En el caso de que le hayamos añadido el huevo, pincharemos toda la base con ayuda de un tenedor y le pondremos unas legumbres encima, con el fin de que no nos suba en la cocción.
Podemos pintarla con una yema para que nos quede más dorada.
La horneamos a 180º durante unos 15 - 20 minutos y ya esta lista para rellenar de lo que más nos guste.


  • Thermomix:


  1. Ponemos todos los ingredientes en el vaso en el mismo orden que están y programamos 15 segundos, velocidad 6.
  2. Hacemos una bola con la masa, la envolvemos en papel film y la dejamos en el frigorífico durante media hora.
  3. Precalentamos el horno a 180º.
  4. Estiramos la masa con un rodillo y cubrimos con ella un molde o tartaletas previamente engrasados con un poco de aceite. Para retirar lo que nos sobra de los bordes pasaremos el rodillo por encima para cortarlo.
  5. Pinchamos la base con un tenedor  y ponemos sobre ella unas alubias o garbanzos que nos ayudaran a que la masa no suba (solo en el caso e haber añadido el huevo).
  6. Horneamos durante unos 20 minutos. Reservamos.



Image and video hosting by TinyPic

Comentarios

Entradas populares

Ketchup