Albóndigas Con Tomate

El juego que da la carne picada...., y lo sabrosos que salen todos los platos.
En este caso se trata de unas simples albóndigas acompañadas con una sabrosa salsa de tomate casero. Un plato fuerte y consistente. 
Acompañado de unas patatas fritas cortadas en dados conseguimos unos de los platos que más les va a gustar a los peques.
Os recomiendo también esta receta de Albóndigas en Salsa Española que os encantará.







Ingredientes:


  • Para las albóndigas:


- 1 Kg. de carne picada mixta (750 gr. de ternera y 250 gr. de cerdo)
- 1 huevo
- 1 diente de ajo
- 1 cucharadita de perejil picado
- 1 chorrito de leche
- 2 rebanadas de pan (solo la miga)
- 1 cucharadita de sal


  • Para la Salsa De Tomate:
- 800 gr. de tomates maduros
- 1 cebolla 
- 2 dientes de ajo 
- 30 gr. de aceite de oliva 
- 1 cucharadita de sal 
- 1 cucharadita de azúcar 





Preparación:


  • Preparamos las albóndigas:

Batimos el huevo en un recipiente lo bastante grande como para que nos quepa toda la carne. 
Le añadimos el diente de ajo muy picadito, el perejil y la carne picada. 
Removemos todo muy bien, si es preciso ayudándonos de las manos (siempre MUY limpias). 
Ponemos el chorrito de leche junto a la miga de pan y cuando este bien empapada, lo aplastamos con un tenedor y se lo añadimos a la mezcla de la carne. 
Sazonamos y mezclamos. 
Vamos tomando pequeñas porciones de la carne y formamos bolas que pasamos por harina y reservamos. 
Cuando lo tengamos todo convertido en bolas ponemos una sartén con un buen chorro de aceite y doramos las albóndigas. 
No es necesario que se hagan mucho ya que luego se cocerán con la salsa. 
Reservamos dejándolas en una olla.

  • Preparamos la salsa de tomate:

Ponemos en una sartén un chorrito aceite y lo ponemos a fuego suave.
Cortamos la cebolla en dados y picamos los dientes de ajo. 
Los echamos a la sartén cuando el aceite esté caliente y los dejamos que se vayan pochando.
Si los tomates son naturales, los escaldamos, es decir, ponemos un cazo con agua, cuando empiece a hervir echamos los tomates y dejamos unos segundos hasta la piel se raje, entonces los pelamos, los troceamos y los añadimos a la sartén. 
Echamos la sal y el azúcar. 
Dejamos que se vaya friendo despacito, a fuego lento durante 20 minutos, removiendo de vez en cuando.
Ahora depende de lo fina que nos guste esta salsa, se puede pasar por la batidora o por el pasapures.

  • Thermomix:

  1. Si vamos a utilizar tomates naturales los echamos al vaso partidos en cuartos, sin pelarlos. Los trituramos programando 1 minuto, velocidad 5.  Los sacamos del vaso y los reservamos. 
  2. Lavamos el vaso y lo secamos bien. Ponemos la cebolla pelada, en dos trozos, y los dientes de ajo sin el germen central (de esta manera no repiten). Trituramos 5 segundos, velocidad 5. Bajamos los trozos con ayuda de la espátula hacia las cuchillas. 
  3. Añadimos el aceite y programamos 7 minutos, temperatura 100º, velocidad 2
  4. Pasado este tiempo echamos los tomates y programamos 20 minutos, temperatura Varoma, velocidad 2
  5. Dejar enfriar un poco y triturar unos segundos a velocidad progresiva 5 - 10. 


Echamos la salsa de tomate en la cazuela donde tenemos las albóndigas, junto al vaso de vino y dejamos cocer durante unos 15 minutos.
Podemos acompañar de patatas fritas en dados.



Image and video hosting by TinyPic

Comentarios

Publicar un comentario

Muchas gracias por dedicarnos unos minutos.
Leemos siempre todos los comentarios y procuramos contestarlos también todos.
Nos gusta que nos contéis lo que pensais y además aprendemos muchas cosas con vosotros.
Un beso muy grande

Entradas populares

Ketchup