Tarta Pavlova

Esta es otra de las tartas que tenía pendientes...
Cada vez que veía las fotos de estos merengues se me hacía la boca agua..... uuummm... que delicia!
¿Por qué todo lo que es rico, engorda? ... jejeje .... yo creo que es por lo que disfrutas comiéndotelo.
De todas formas esta tarta engaña mucho. Aunque parezca que me he vuelto loca, es una tarta que no empalaga nada.
La nata compensa un poco la acidez de las fresas y lo único que le da dulzor es el merengue, pero como se deshace en la boca, lo que consigues es un bocado con una textura increíble.
Es cierto que cuando la saqué a la mesa, alguno de mis invitados se rajó y no quiso probarla.... jajaja.... creo que de la impresión de ver tantas calorías juntas. Pero al final decidieron que era una de las mejores tartas que había hecho.
Una pega, ...no me gusto mucho la decoración final. Con las prisas coloque unas fresas un poco grandes adornando la tarta. Creo que hubiera quedado más bonita con algunas fresitas pequeñas partidas en daditos... pero ya lo solucionaremos la próxima vez.
La receta la cogí del libro de Alma "Tarta Perfecta", aunque está por todos lados en Internet.








Ingredientes:

- 325 gr. de azúcar
- 2 cucharadas de maicena
- 6 claras de huevo
- 2 cucharaditas de vinagre blanco
- 1 cucharadita de pasta de vainilla
- 500 ml. de nata para montar
- 2 cucharadas de azúcar glas
- 500 gr. de fresas




Preparación:

Precalentar el horno a 140º.
Dibujar en dos papeles de hornear tres círculos de unos 18 cm.
Darle la vuelta al papel para no usar el lado que hemos pintado.

Montamos las claras a punto de nieve. Cuando empiece a hacer picos le añadimos la mitad del azúcar poco a poco, y sin dejar de batir.
Cuando veamos que los picos se quedan duros y muy brillantes, añadimos el resto del azúcar mezclado con la maicena, el vinagre y la vainilla.
Repartimos el merengue entre los tres círculos y lo extendemos con una espátula.
Horneamos durante 90 minutos.
Pasado este tiempo dejamos 20 minutos más con el horno apagado.
Dejamos enfriar.

Montamos la nata con el azúcar.
Partimos las fresas en trozos pequeños.
Montamos la tarta poniendo una plancha de merengue, nata montada y un puñado de fresas. Otra plancha de merengue, nata y fresas. Y terminamos con otra plancha de merengue, nata y fresas.
Hay que tener mucho cuidado porque el merengue es muy frágil, además es una tarta que debemos de montar cuando se vaya a comer, no podemos dejarla de un día para otro. El merengue se humedece y no aguantaría.


https://sites.google.com/site/wwwcocinandoconlilycom/tarta-pavlova?tmpl=%2Fsystem%2Fapp%2Ftemplates%2Fprint%2F&showPrintDialog=1

2 comentarios :

  1. Madre mia de mi vida Carmen, menuda tarta¡¡ se me hace la boca agua y no lo que haria por un trocito, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coge, coge... que el cafecito lo pongo yo!!!... jajaja
      Besos

      Eliminar

Muchas gracias por dedicarnos unos minutos.
Leemos siempre todos los comentarios y procuramos contestarlos también todos.
Nos gusta que nos contéis lo que pensais y además aprendemos muchas cosas con vosotros.
Un beso muy grande

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...