Crumble De Ciruela

Bueno, primero tengo que pediros disculpas por lo abandonado que tengo el blog.
De momento mi vida se ha complicado un poco y  aunque no son cosas graves, si me toman casi todo el tiempo libre que tengo.
La entrada de hoy es una receta que he encontrado en la colección "Pastelería Creativa".
Tan solo al ver la foto ya supe que iba a merecer la pena probarla..... y no me equivoqué.
El crumble es un pastel de frutas que va cubierto con una mezcla de harina, azúcar y mantequilla.
Se cree que apareció en Inglaterra durante la Segunda Guerra Mundial debido al racionamiento que sufría la población.
Se puede rellenar de muchas frutas, aunque se recomiendan las que dan un sabor ácido a la masa.
En este caso es con ciruelas, que además de un gran sabor también le dan color.
Se puede comer templada o fría; sola o acompañada de nata montada.










Ingredientes:


- 150 gr. de mantequilla en pomada (blandita)
- 200 gr. de azúcar
- 3 huevos
- 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
- 100 ml. de crema agría
- 200 gr. de harina de fuerza
- 1/2 sobre de levadura química (7 gr.)
- 4 ciruelas rojas

  • Para cubrir el pastel:
- 50 gr. de mantequilla en pomada
- 100 gr. de harina
- 55 gr. de azúcar moreno




Preparación:


Precalentamos el horno a 180º (si es con aire a 165º)
Untamos el molde que vayamos a usar con mantequilla y lo cubrimos con papel de hornear para que el desmoldado sea más fácil ya que el bizcocho queda muy, muy tierno ( unas tiras en los laterales y otro trozo para el fondo del molde).
Ponemos la mantequilla y el azúcar en un recipiente amplio y lo batimos bien con ayuda de unas varillas eléctricas hasta que consigamos una crema.
Le añadimos los huevos de uno en uno y sin dejar de batir.
Incorporamos el extracto de vainilla y la crema agria y seguimos batiendo hasta integrarlo bien todo.
Tamizamos el harina junto con la levadura y se lo vamos añadiendo poco a poco a la mezcla.
Vertemos la masa en el molde y alisamos la superficie con ayuda de una espátula.
Lavamos la ciruelas y las cortamos en gajos. Yo saco 6 gajos de cada ciruela, prefiero trozos más pequeños y más cantidad.
Colocamos la fruta encima de la mezcla con la piel hacia arriba.
En otro recipiente mezclamos la harina, el azúcar moreno y la mantequilla y lo removemos bien todo con ayuda de las manos.
Recordad que en la cocina, las manos son imprescindibles pero que hay que tenerlas siempre BIEN limpias.
Cuando lo hayamos mezclado bien, nos quedará una textura parecida al pan rallado.
Se lo espolvoreamos por encima a la mezcla que tenemos en el molde.
Metemos a hornear durante unos 45 minutos o cuando veamos que tiene buen color y al pinchar con una brocheta sale limpia.
Dejamos reposar en el molde durante 10 minutos, sacamos y dejamos enfriar encima de una rejilla.


1 comentario :

Muchas gracias por dedicarnos unos minutos.
Leemos siempre todos los comentarios y procuramos contestarlos también todos.
Nos gusta que nos contéis lo que pensais y además aprendemos muchas cosas con vosotros.
Un beso muy grande

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...