Bizcocho Del Padre Pío

Hace unos días mi vecina, me pasó un vasito con una pequeña cantidad de masa madre para hacer un bizcocho.
Se trataba del bizcocho del Padre Pío.
Es una antigua forma de hacer bizcochos sin usar ni frigoríficos ni batidoras.
Se va pasando de unos a otros deseando suerte y salud.
Se tarda en elaborar 10 días.... Sí, habéis leído bien, 10 días.
Es muy sencillo de hacer, tan solo hay que seguir una serie de pasos que se entregan con la masa.

Pero a mí lo que me intrigaba era saber de donde se sacó la primera masa madre, por lo que, indagando en Internet me encontré con una entrada que había publicado Cristina en su blog Kanela y Limón, que había tenido la misma curiosidad.
Al igual que ella, os pongo la receta de la masa madre, para que los que no habéis recibido el vasito no os quedéis sin hacer este delicioso bizcocho. Y de paso,  os deseo a todos mucha suerte y mucha salud.... que no viene nada mal en estos tiempos.

Quizás sea uno de los bizcochos más ricos que he hecho.
Tiene un sabor especial. ... A mi recuerda a un bizcocho que hace años me traía mi suegra de su pueblo. Sabe a casero,... a rústico..., nos gustó un montón.
No dejéis de probarlo ... y si encima vamos deseando suerte y salud a la gente que queremos, que más se puede pedir!!









Ingredientes para la masa madre:


- 1 vaso de harina ( de los de agua )
- 1 vaso de leche
- 1/2 vaso de azúcar
- 1/2 sobre de levadura



Preparación:


Este paso es solo si no se tiene la masa madre y la tenemos que hacer nosotros:
  • Unimos todos los ingredientes en un recipiente, mezclamos con ayuda de una cuchara, tapamos (con un papel film o con un trapo limpio) y no tocamos hasta el día siguiente.


A partir de aquí es la receta con la masa madre (si nos han dado el vasito) y solo es cuestión de seguir estos pasos. Siempre mezclamos con cuchara y el recipiente con la masa debe de estar en sitio fresco y seco.

Día 1:
  • Se vierte el contenido del vaso en un recipiente y se le añade 1 vaso de azúcar y 1 vaso de harina. No se mezcla. Se deja así y se tapa con el trapo.
Día 2:

  • Se mezcla con una cuchara.
Día 3:

  • No se toca.
Día 4:

  • No se toca.
Día 5:

  • Se añade 1 vaso de leche, 1 vaso de azúcar y 1 vaso de harina. No se mezcla.
Día 6:

  • Se mezcla bien todo.
Día 7:

  • No se toca.
Día 8:

  • No se toca.
Día 9:

  • No se toca.
Día 10:

  • De la masa que tenemos, apartamos 3 vasos que serán los que vayamos a repartir. Al resto de la masa le añadimos:
- 2 vasos de harina
- 1 o 1/2 vaso de azúcar (según gustos)
- 1/2 vaso de aceite de oliva o 1 vaso de aceite de girasol
- 1 vaso de leche
- 1 sobre de levadura
- 2 huevos
- 1 pizca de sal
- 1 pizca de canela
- 1 pizca de vainilla

Y opcional, una de estas tres cosas (o las 3):

- 1 manzana troceada
- la ralladura de una naranja
- almendras o nueces picadas


Mezclamos todo muy bien con ayuda de una cuchara y horneamos a 180º durante 40 o 45 minutos.
Pinchando en el centro del bizcocho con una brocheta sabremos si esta hecho, debe de salir limpia.

Yo, de los tres ingredientes opcionales, le añadí las almendras ralladas... buenísimo.




3 comentarios :

  1. Vaya corte que tiene este bizcocho! se ve fantastico pero no se yo si tendre la paciencia para esperar diez dias!!jeje,bicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje... eso mismo pensé yo. Pero al final me pudo la curiosidad y de verdad, que me alegro de haberlo probado.
      Besos

      Eliminar
  2. Que pinta tiene este bizcocho, tengo que probarlo. Un beso.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dedicarnos unos minutos.
Leemos siempre todos los comentarios y procuramos contestarlos también todos.
Nos gusta que nos contéis lo que pensais y además aprendemos muchas cosas con vosotros.
Un beso muy grande

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...